Deportes - Sociedad

A 20 años de la trágica muerte de Carlos Monzón (Reseña histórica)

Un 8 de enero de 1995, Carlos Monzón moría en un accidente automovilístico en la provincia de Santa Fe. En ese verano, el país despidió a un extraordinario boxeador de la categoría mediano que realizó 14 defensas exitosas de su corona mundial con un estilo aguerrido y demoledor. Carlos Monzón había nacido en la ciudad de San Javier, en el humilde barrio “La Flecha” de la provincia de Santa Fe, el 7 de agosto de 1942. De muy chico, para poder ayudar a su familia, trabajó de “canillita”. Años más tarde, el santafesino vivió su momento cumbre el 7 de noviembre de 1970 cuando en el Palazzo dello Sport de Roma, sometió a Nino Benvennutti a un sistemático y terrible castigo hasta noquearlo en el décimo segundo asalto. Ese día se alzó con el título mundial de los medianos. De ahí, realizó 14 defensas de su título mundial, también nuevamente ante Benvennuti; en dos oportunidades ante Emile Griffith, ante el norteamericano Denny Moyer, Jean Claude Bouttier, el danés Tom Bogs y hasta la más sufrida de todas ante Bennie Briscoe pero pudo ganarle por puntos. También, Monzón revalidó su cetro mundial ante Tony Mundine, Tony Licata, Gratien Tonna y su última pelea ante el colombiano Rodrigo Valdéz. Luego de la pelea con Valdéz, decidió retirarse del boxeo a los 35 años ya siendo un hombre acaudalado. Durante la década del ’70, cuando aún era un exitoso boxeador, tuvo su paso por el cine en la película La Mary. Ese film fue un éxito rotundo para el púgil. El director Daniel Tynaire fue el primero que vio en él la posibilidad convertirlo en estrella de la pantalla grande y le ofreció el papel sin preocuparse por su falta de experiencia actoral (se le tuvo que hacer un doblaje a la voz). Sin embargo, la película no dio tanto que hablar por la calidad artística sino por la relación que unió a Monzón con la actriz Susana Giménez. Se conocieron durante el rodaje, formaron pareja y convivieron durante muchos años. Dos años más tarde, Leonardo Favio convocó al púgil para protagonizar la película “Soñar, soñar…” junto al cantante Gian Franco Pagliaro, donde su aporte al cine nacional fue más destacado aunque no tan recordado. Monzón tuvo su primer hijo a los dieciséis años cuando se casó con Zulema Encarnación Torres: se llamó Carlos Alberto. Tras su matrimonio, que sólo duró un año y medio, se casó con Mercedes Beatriz García, conocida como “Pelusa” con quien tuvo tres hijos: Silvia, Abel y Raúl. Luego tuvo su relación con Susana Giménez y se casó por segunda y última vez con la modelo Alicia Muñiz, el 28 de diciembre de 1981. Fruto de esa relación nació su último hijo Maximiliano. Siete años después esa relación terminaría trágicamente. En la madrugada del 14 de febrero de 1988, luego de regresar de una fiesta, Monzón mantuvo una fuerte disputa con Muñiz. Bajo los efectos del alcohol, tras golpearla y estrangularla, la lanzó desde el balcón de la casa que ocupaban en Mar del Plata. El boxeador fue juzgado y declarado culpable en un juicio polémico y mediático donde se lo condenó a 11 años de prisión por homicidio simple. Cuando se encontraba en la etapa final de su condena, Monzón comenzó a gozar de salidas transitorias para trabajar. En una de ellas, el boxeador falleció a los 52 años cuando perdió el control del auto que conducía, un Renault 19. Mordió la banquina y volcó en plena ruta cuando regresaba de pasar un fin de semana cazando y pescando en la localidad santafesina de San Javier. La noticia de su trágico deceso congregó a una multitud de fanáticos que concurrieron al velatorio que se llevó a cabo en la Municipalidad de Santa Fe. Un día después, miles de personas le brindaron una conmovedora despedida en su último adiós a uno de los más grandes deportistas de la historia argentina. Reseña de Audiovisual Telam.

Dejanos tu consulta o comentario